Histórico – Misión, Visión, Valores y Objetivo

INSTITUTO DE LA DEFENSORÍA PÚBLICA

MISIÓN, VISIÓN, VALORES Y OBJETIVO

Misión:
El proporcionar a la ciudadanía sinaloense, obligatoria y gratuitamente, los servicios jurídicos de defensa, patrocinio y asesoría en materia penal, civil, familiar, administrativa y de justicia para adolescentes.

Visión:
Ciudadanía con certeza de que la asesoría que se le brinda da cabal cumplimiento a la garantía individual de defensa consagrada en nuestra Carta Magna, otorgada por personal facultado y capacitado para prestar un servicio profesional y de calidad.

Principios:

  • Legalidad: el Defensor Público actuará a favor de los intereses del usuario, cumpliendo y exigiendo el cumplimiento de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los tratados internacionales, en particular los referidos a la protección de los derechos humanos, la Constitución Política del Estado de Sinaloa, las leyes y demás disposiciones normativas.
  • Independencia Funcional: la defensa pública se ejercerá con libertad y autonomía, en el ejercicio de sus funciones, el Defensor Público y Asesor Jurídico actuarán según sus criterios técnicos jurídico, sin aceptar presiones o instrucciones infundadas, internas o externas, particulares para el caso.
  • Confidencialidad: el Defensor Público o Asesor Jurídico deben guardar reserva o secreto de la información revelada por los usuarios o por terceros con ocasión del ejercicio del servicio. La información así obtenida sólo puede revelarla con el consentimiento previo de quien se la confió. Excepcionalmente, puede revelar aquella información que permita prevenir un acto delictuoso o proteger a personas en peligro.
  • Unidad de Actuación: los actos y procedimientos en que intervenga la Defensoría Pública deberán realizarse de manera continua, sin sustituciones innecesarias y sin interrupciones en todas las etapas del proceso, desde el inicio del caso hasta su conclusión definitiva, salvo causas de fuerza mayor. Cuando hubiera inactividad en la defensa, conflicto de intereses en un mismo proceso o desavenencia con el usuario, éste, el Defensor Público o Asesor Jurídico, pueden solicitar el cambio de designación.
  • Obligatoriedad y Gratuidad: la Defensoría Pública tiene como finalidad proporcionar obligatoria y gratuitamente los servicios de asistencia jurídica en la defensa penal y en el patrocinio y asesoría de asuntos civiles, familiares y administrativos, así como a actuar con la diligencia necesaria para contribuir a la pronta y expedita procuración e impartición de justicia.
  • Diligencia: el servicio exigirá el cuidado, esfuerzo y prontitud para encauzar las acciones a evitar una decisión tardía o errónea.
  • Excelencia: el servidor público en el cumplimiento de sus funciones debe esmerarse en lograr niveles óptimos de desempeño sobre la base de estándares de calidad.

  • Profesionalismo: el servidor público deberá dominar los conocimientos técnicos y habilidades especiales que se requieran para el ejercicio de su función, y tener un comportamiento ético, honesto, calificado, responsable y capaz.
  • Solución de Conflictos: el Defensor Público o Asesor Jurídico deberán promover la asesoría en el campo de la solución alterna de los conflictos.
  • Igualdad y Equilibrio Procesal: contar con los instrumentos necesarios para intervenir en los procesos judiciales en condiciones de igualdad, favoreciendo el equilibrio procesal frente a los demás actores procesales.
  • Diversidad Cultural: el servidor público al prestar el servicio de defensa pública o asesoría jurídica, lo hará respetando la naturaleza multiétnica y pluricultural de toda persona.

 

Objetivo:
Garantizar  el derecho a la defensa en materias penal y adolescente y el acceso a la justicia mediante la orientación, asesoría y representación jurídica en materia civil, familiar y administrativa. 

 

El día 26 de Septiembre de 2013 entró en vigor la Ley de la Defensoría Pública del  Estado de Sinaloa, publicada en el Periódico Oficial «El Estado de Sinaloa” número 116, en el cual se abroga el decreto número 151 de la Ley Orgánica de la Defensoría de Oficio del Estado de Sinaloa, por lo que el Cuerpo de Defensores de Oficio se constituye en “Instituto de la Defensoría Pública del Estado”.

Responsable de la información: Instituto de la Defensoría Pública